Cómo hacer una autoexploración de mama

Te damos los pasos a seguir para explorarse el pecho y un vídeo explicativo

La autoexploración mamaria es, posiblemente, una de las mejores prácticas que podemos tener, a la hora de la detección temprana del cáncer de mama y por tanto, es de vital importancia que todas las mujeres sepan cómo hacerlo.

Te vamos a ayudar a hacerte una autoexploración mamariaRepítela todos los meses para que puedas observar cambios y 3 o 4 días después de empezar con el periodo, cuando tu pecho tendrá menos cambios hormonales.

Sigue los pasos y si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros, estamos aquí para ayudarte.

1– Posición

Colócate frente a un espejo, primero con los hombros rectos y los brazos apoyados en la cadera y después levantándolos.

 

– Color, Forma y Simetría

Inspecciona visualmente ambas mamas, asegurándote que tengan un color y forma normal y simétrica, que no haya zonas retraídas o con alguna forma extraña.

 

– Retracción o Hinchazón

Habría que preocuparse en caso de notar retracciones en el pezón o de la piel, o en caso de notar una mama hinchada con respecto a la otra, con un cambio de color o de textura de la piel. Si te encuentras algo así, consulta a tu médico para quedarte tranquila.

 

– Movimientos Circulares

Pálpate cada mama con la mano contraria, haciendo movimientos circulares desde la axila hasta el pezón, cubriendo los cuatro cuadrantes del pecho.

 

– Areola y Pezón

Explora también detalladamente la areola y presiona el pezón fijándote si hay alguna secreción, transparente o lechosa, que puede ser normal, o con algún color amarillento o rojizo, que puede ser más alarmante… Así que, ante cualquier secreción, por precaución, acude a tu médico.

 

– Sentada y Tumbada

Repite la exploración también sentada o tumbada y si te resulta más cómodo, hazlo tras la ducha, cuando te aplicas, por ejemplo, loción hidratante.

 

– Distintas Texturas

Todos los pechos son distintos, dependiendo de la densidad glandular y la cantidad de grasa mamaria. Podrás notar el tejido glandular distribuido irregularmente formando algo así como ondas, alternándose con algo de grasa, de textura más blanda.

 

– Dolor

Si te duelen, no tiene por qué ser un síntoma, sólo si es algo que se sale de lo habitual.

 

– Bultos o Nódulos

Si encuentras algún nódulo o pequeño bulto en tu exploración, trata de distinguir si está definido, redondeado y se mueve con la presión, que no suele ser preocupante, o por el contrario, es irregular y muy consistente, que puede ser más preocupante… Pero por si acaso, acude a tu médico y explícaselo.

Recuerda que lo más importante es hacerlo periódicamente, para familiarizarte con tu pecho y detectar cambios con respecto a su estado habitual.

Detectar el Cáncer de mama