¿Dónde viven los alérgenos?

La alergia es una reacción fisiológica que se produce cuando nuestro sistema inmunológico reacciona ante una sustancia extraña, llamada alérgeno.

Normalmente, nuestro cuerpo se defiende frente a sustancias nocivas como el virus o bacterias, pero existen ocasiones que nuestras defensas atacan bruscamente a sustancias que son inofensivas, por ejemplo:

  • El pólen
  • Látex de caucho natural (proteína)
  • El moho y hongos.
  • Los ácaros del polvo
  • La proteína animal (caspa, orina, aceite de la piel)
  • Los alimentos
  • Los medicamentos
  • Las plumas
  • Las picaduras de insectos

Los alérgenos viven en todas partes, ten especial atención en tu entorno.

Este tipo de sustancias se encuentran a nuestro alrededor, en lugares que tenemos que utilizar todos los días, como, por ejemplo:

  • Las camas: Mientras dormimos, nuestro cuerpo desprende una gran cantidad de células muertas que atraen a los ácaros, microorganismos que producen alergias y que habitan en las almohadas, colchones y sábanas. Es recomendable utilizar productos hipoalergénicos y limpieza de sábanas semanalmente.
  • El baño y las plantas: la humedad es un factor fundamental para el crecimiento del moho y hongos, y en estos sitios, se retiene mucha humedad. Los hongos microscópicos sueltan partículas al aire, llamadas esporas, provocando asma, rinitis, inflamación crónica del aparato respiratorio, entre otros síntomas.
  • Las mascotas: desprenden escamas de piel (algo muy parecido a la caspa), que es un elemento alérgico por excelencia.
  • Libros: albergan ácaros del polvo, esporas de moho, y minúsculas criaturas llamadas booklice. Limpia tus bibliotecas con frecuencia y evita que se llenen de polvo.

Para prevenir, es recomendable una limpieza con frecuencia y utilizar productos hipoalergénicos.

Nuestro centro dispone de la especialidad de Alergología y Laboratorio propio, dónde te podemos realizar las diversas pruebas para el diagnóstico de alergias a través de:

  • Pruebas cutáneas
  • Análisis clínicos