¿Sabes que sólo usamos 12 músculos para sonreír, uno más que los necesarios para fruncir el ceño?

Sonreír, además de ser una de las cosas principales que hacen que la vida sea más bonita, es una de las acciones que a veces evitamos por complejos e inseguridades.

Por todas esas razones, en el departamento de Odontología de Clínica Parejo y Cañero Hospital de Día, llevan a cabo el “Estudio Digital de la Sonrisa”.

El proceso no es doloroso, tan sólo es necesario algunas modificaciones y cuidados que, con mucho trabajo, se pueden obtener grandes resultados.

El mencionado estudio, consiste en realizar una valoración previa y realizar, de forma digital, la sonrisa perfecta del paciente. Adecuando todas las fracciones de su cara y las preferencias del propio paciente, para que su sonrisa sea una sonrisa personal, natural y al gusto de la persona.

Hoy en día, se hablan de muchos actos médicos de la rama de estética para poder sentirse seguro con uno mismo y hacer desaparecer los complejos que a veces nos imponemos.

Por eso, en nuestro continuo interés de garantizar la salud y mejoría del paciente, realizamos este trabajo con mucho esmero y cuidado, para poder proporcionar al paciente una de las cosas tan bonitas que podemos hacer en tan solo segundos y que puede ayudar a muchas personas con tan sólo verte: sonreír.

Como se pueden observar en las fotografías, hay una gran diferencia entre el antes y el después, no sólo a nivel de apariencia, sino también a nivel psicológico de la persona.

Nuestros objetivos se basan en la salud del paciente, pero sentirse querido uno mismo también ayuda a ello, así que, si estás pensando en modificar algo de ti, que no se te olvide engrandecer esas sonrisas que tienes, porque todas son agradables de ver y si, además, son cuidadas por especialistas, aún brillarán más.